Biólogos analizan hallazgo de rana Toro en Cuenca

Biólogos de la Comisión de Gestión Ambiental (CGA) en el monitoreo de anfibios encontraron una rana toro, que puede convertirse en una plaga.

Al respecto, Sebastián Izquierdo, director de la CGA, expuso que encontraron el ejemplar en la orilla del río Tomebamba en el sector de Monay, por lo que será necesario examinar la zona y con los resultados determinar que acción tomar.

La especie de Norteamérica fue introducida en el país por criadores que expenden sus ancas, pero en el Oriente, Paute y Yunguilla se escaparon y formaron poblaciones.

Amanda Vega, bióloga del zoológico Amaru, informó que el anfibio adulto puede medir entre 15 a 20 centímetros, su piel áspera es verde y emite sonidos intensos, por lo que lleva ese nombre.

3-8A cortesía

Su reproducción es de más de 100 huevos, cuyos renacuajos sobreviven en un nivel superior a las demás y sería una amenaza incluso para las otras especies endémicas halladas en la ciudad: rana de Cuenca, cohete de Cuenca, cutín o marsupial y la gastroteca.

La especie ingiere todo lo que está a su alrededor, por lo que incluso podría comer pollos. Si una persona tiene la sospecha que el animal está por un sector debe contactarse con la CGA.

Peligro

El crecimiento de la urbe ocasiona que las ranas tengan menos hábitats y su número haya disminuido, pero en ciertas zonas aún es posible escucharlas cloar, por lo que la CGA implementó el programa de reubicación en el Centro de Conservación de Anfibios.

Otro factor a criterio de Amanda Vega son los cambios de temperatura a nivel global, que facilitaron que un hongo que se reproduce en el agua afecte a los pequeños animales. Explicó que el sistema respiratorio de los anfibios está conformado por la nariz y piel, que es afectada por el hongo.

En la ciudad se hicieron estudios y se determinó la presencia del hongo y provocó la extinción de la especie Luco, que vivía en el agua.

La Comisión de Gestión Ambiental (CGA) creará 10 humedales en los próximos seis meses para evitar que las ranas en peligro se extingan.

En marzo pasado, funcionarios de la CGA acoplaron dos espacios en la ribera del río Tomebamba, en el sector de las Puertas del Sol.

Especie que se creía extinta fue encontrada

Se creía que la rana Jambato se extinguió, pero se la encontró en los límites del Parque Nacional Cajas (PNC).

Se creía que la rana Jambato se extinguió, pero se la encontró en los límites del Parque Nacional Cajas (PNC).

La rana Jambato de Tres Cruces, cuyo nombre científico es Atelopus Nanay es una de las especies azuayas que están en peligro de extinción.

Amanda Vega, bióloga del zoológico Amaru, dijo que se creía que desapareció hasta que hace dos años fue fotografiada por un profesor de una de las universidades de la ciudad.

El ejemplar tiene hábitos diurnos y se distribuye en la cordillera occidental de los Andes, Azuay.

Juan Daniel Jaramillo, biólogo, que también cuenta con un centro de reproducción, sostuvo que uno de los factores que provocaron que este en peligro fue la introducción de las truchas en las lagunas.

En el Centro de Conservación de Anfibios del Amaru se logró reproducirlos y se los insertará en Patul, sector al que se accede tras caminar por siete horas.

Deja un comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeCheck Our Feed