Los profesores, dueños de una hidroeléctrica

El proyecto sabanilla venderá energía desde noviembre 2015

Con una inversión de $12 millones, 6 517 maestros son los accionistas mayoritarios del proyecto de la central hidroeléctrica de Sabanilla, que le venderá energía al Estado.

Lejos de las protestas en las calles y de las banderas del Movimiento Popular Democrático, más de 6 000 profesores apostaron sus fondos para convertirse en inversionistas. El capital de estos maestros irá a la construcción de la central hidroeléctrica de Sabanilla, ubicada en la provincia de Zamora Chinchipe, en lo que se construye el proyecto pionero de una obra pública eléctrica, que se levanta con fondos privados, en este caso, de los profesores.

Aquí participan tanto maestros activos como jubilados. Son 6 517 en total, de los cuales 5 115 siguen dando clases, mientras 1 210 están en el retiro. A ellos se suman 192 familiares o amigos de los profesores, que en un tiempo de convocatoria abierta durante tres meses, decidieron juntar un capital de $12 millones, que sumados a los $6 millones aportados por los accionistas originales de la empresa Hidrelgen S.A. -autorizada por el Conelec para la construcción y operación de la central-, dan un total de $18 millones para el arranque de los trabajos. Con este monto, los profesores se constituyen en los mayores accionistas de la empresa Hidrelgen que tiene un contrato firmado con el Conelec por 15 años, con la oferta de compra preferencial de toda la energía que genere -30 megavatios-, a un precio fijo de $6,88 por cada Kilovatio hora, y una concesión por 50 años.

Con estas condiciones, la inversión de los maestros está asegurada, confirma Juan José Castelló, presidente ejecutivo del Fondo de Cesantía del Magisterio, que es auspiciante del proyecto. Castelló destaca que el Fondo, pese a tener los recursos, decidió no invertir a cuenta del gremio, sino que permitió a los profesores ser accionistas en forma personal del proyecto. De esa forma, hubo inversiones que van desde los $1 000 hasta los $20 000, con un promedio general por maestro que llega a los $1 800.

La obra tiene un costo total de $62 millones.  La diferencia de $44 millones será obtenida a través de un Fideicomiso de Titularización, es decir, papeles de deuda, que se irán pagando con las propias utidades que vaya generando la central. De esa forma, Castelló, quien fue presidente de la Unión Nacional de Educadores y excandidato presidencial por el MPD, calcula que, en 10 años, los profesores serán los dueños absolutos de la central y sus acciones estarán revalorizadas hasta en cinco veces más.

Los cálculos programados indican que la generación comercial de energía se dará desde el mes de noviembre de 2015.

Castelló confía en la seriedad de los compromisos y separa el tema político de este negocio, refiriéndose a las relaciones con el gobierno. Destaca que los miles de profesores han confiado su dinero en este proyecto porque tienen todas las seguridades, incluida la seguridad jurídica.

La celebración oficial del contrato de construcción será este viernes, en el hotel Hilton, durante la sesión solemne por el aniversario del Fondo de Cesantía. Al evento acudirán los profesores inversionistas y autoridades del gobierno. (MP)

Deja un comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeCheck Our Feed