Sonado triunfo del Cuenca en Casa Blanca

Liga de Quito y Deportivo Cuenca se midieron en el Estadio Casa Blanca por la penúltima fecha de la Primera Etapa de la Serie A. Una discreta entrara de público acogío el juego en donde los "albos" se jugaban las últimas chances de ser punteros del torneo y alcanzar la final del fútbol nacional.

Mientras, el equipo azuayo llegaba ya sin chances de puestos de vanguardia pero con la necesidad de sumar puntos ya que su décima posición lo podría poner en riesgo de cara a la defincion del certamen.

Los primeros minutos pertenecieron al equipo de Edgardo Bauza. Varias jugadas buscaron arrinconar al cuado azuayo que apeló a la velocidad de Andrés Ríos en ataque. Se produjo un suceso a los 8 minutos con la lesión temprana de José Madrid, y su posterior salida por el ingreso de Néicer Reasco, que de entrada le brindó velocidad a la banda derecha blanca.

La hegemonía blanca se hizo sentir cerca de los 15 minutos de juego, cuando Pablo Vitti estrelló un balón en el poste tras un centro desde el costado derecho. La figura de Édison Méndez empezó a activarse y a desequilibrar por todo el frente de ataque, y Carlos Garcés, Vitti y compañía metían al equipo morlaco en su área volviendo al juego en una sola sección del campo.

Deportivo Cuenca logró inquietar las huestes blancas a los 36 minutos con una jugada en la que estuvo involucrada la polémica decisión del juez del partido. Andrés Ríos recibe el balón en la frontal al arco capitalino y es derribado por un defensa en el borde del área. La decisión arbitral fue el cobro de un tiro libre cuando pudo haberse determinado penal para los morlacos. Al cobro de la jugada fue el mismo Ríos que con un bombazo puso a prueba los reflejos del atento portero Daniel Viteri, que salvó de manera providencial a los universitarios.

Aquella jugada resultó ser el preámbulo de lo que vendría para el partido: el gol morlaco. Un rápido contragolpe azuayo terminó con el balón en los pies de Víctor Estupiñan. El ariete ejecutó una gambeta que dejó pagando a Norberto Araujo y sacó un potente remate cruzado bajo que hizo estéril la estirada de Viteri y marca la primera conquista. Todo un balde de agua fría para las aspiraciones blancas, en el partido y en la definición de la etapa.


Todo un masazo para los blancos, que no pudieron salir del golpe anímico del gol hasta el final del un primer tiempo que puso a los camisetas coloradas al frente en el tanteador.

Para la segunda mitad, la falta de creación y de oportunidades de ataque empezaron a mermar en el ánimo de los hinchas presentes en Casa Blanca. Las pifias bajaron de la tribuna a una Liga capitalina que no lograba crear el vértigo que inicialmente trajo para este juego. Por parte del Deportivo Cuenca hubo aplomo, mejoramiento de mantener el balón y solvencia en sus líneas. A los 8 minutos de la segunda mitad, la salida de Norberto Araujo para el ingreso de Eduardo Morante causó inquietud en las huestes universitarias.

El tiempo pasaba y Liga no podía romper el cerrojo morlaco. Por contraparte, los espacios dejados por los universitarios los aprovechaban los ofensivos cuencanos. Andrés Ríos se convirtió en estandarte de los mismos y a los 19 minutos emprendió veloz carrera que tuvo que ser parada con falta. Al cobro del tiro libre fue Damián Manso y el "maestrito" ejecutó un remate que golpea en la barrera y descoloca a Viteri para decretar la segunda. El Cuenca ganaba y ampliaba diferencias manejando los tiempos del partido. Mientras que en Liga quiteña empezó el estado de depresión.

Varias jugadas empezaron a ser reprochadas por la parcialidad azucena luego del 0-2. Liga no encontraba los caminos y presionaba con desespero para acercarse en el tanteador. El "expreso austral" se aplomó en el campo y a través de Damián Manso, Andrés Ríos y Víctor Estupiñan ejecutaron tremendos contragolpes que avisaban con el tercer gol del juego. A los 34, una jugada increíble se generó con un mano a mano de Ríos con Viteri y eludiendo la marca del portero. El delantero cedió al centro donde aparecía en soledad Víctor Estupiñan, que sacó un remate desviado en una clara opción.

Pasó el tiempo y Liga quiteña seguía insistiendo pero sin contundencia. El Cuenca se hizo grande y un hecho fue la muestra clara de la superioridad azuaya en el juego. A falta de poco para el final, Damián Manso salió reemplazado en los morlacos y el "maestrito" recibió una ovación por parte de propios y extraños en el Estadio Casa Blanca. Todo un gesto de nobleza por el ex crack blanco y que tuvo una participación espectacular en el juego.

El tiempo se agotó y el resultado quedó sentenciado. Liga caía en Casa Blanca y Deportivo Cuenca se llevaba una sonada victoria. Por parte de Liga, el fin de la lucha en la primera etapa por conseguir un lugar en la final del torneo. Por los morlacos, la consecución de una victoria que motiva.

Deja un comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On YoutubeCheck Our Feed